domingo, 26 de abril de 2015

Actividad 4 "El Lazarillo de Tormes"

Después de la lectura del primer tratado,  tenéis que ordenar las imágenes que se ofrecen a continuación, correspondientes a distintas escenas del tratado, y describir brevemente lo acontecido en dichas escenas. Para ello, pega las imágenes ya ordenadas en tu blog y añade la descripción.
 

Saliendo de Salamanca y llegando a un puente, se encontraron con un animal de piedra con forma de toro, y el ciego se burlo de él diciéndole que se acercara a éste, para poder escuchar n gran ruido que salía de él, sin embargo, lo único que ocurrió, fue que el ciego lo empujó contra la piedra, recibiendo así un gran golpe que le duró varios días.
De todo esto, Lazarillo entendió que no ha de fiarse de nadie, valerse por sí mismo y dejar atrás la inocencia de un niño.

 
Lazarillo, para poder beber del jarro de vino del ciego ideó utilizar una paja larga de centeno, dejándola muchas veces vacía.
Pero el ciego se dió cuenta de lo que estaba haciendo Lazarillo, y para evitar que esto volviera a ocurrir, puso el jarro de vino entre las piernas tapándolo con las manos.
 
 
 
 
Lazarillo, ideó abrir un pequeño agujero en la base del jarro de vino, que posteriormente taparía con cera. Como el ciego para beber el vino, se colocaba el jaro entre sus piernas, Lazarillo simulaba tener frío para poder cobijarse entre ellas y así, con el calor de la lumbre, se derretía la cera que había puesto, y entonces comenzaba a salir una pequeña fuentecilla de vino de la cuál, el podía beber.
 
 
 
 
Cuando tenían un racimo de uvas, el ciego decidió repartirlo entre los dos, de manera que cada uno iría cogiendo de una en una cada uva, pero llegó un momento en el que el ciego las cogió de dos en dos, entonces, Lázaro al darse cuenta, comenzó a comérselas de tres en tres, y de esta forma, el ciego se dio cuenta de que Lázaro le estaba tomando el pelo, ya que se quedó callado, sin decirle nada de que estuviera comiéndose dos.
 
 
 

Lazarillo engañó al ciego, haciéndole creer que estaba asando una longaniza para después comerla, sin embargo, él la había cambiado por un pequeño nabo, y así mientras iba de camino para comprar el vino, aprovechó para comerse la longaniza, pero al llegar el momento de que el ciego comiera, se dio cuenta del cambio, negando Lazarillo que tuviera algo que ver con este trueque, pero el ciego, ante el olor que desprendía, no le creyó, y le metió los dedos en la boca para que devolviera la longaniza.
 
 
 


Lazarillo, como se quería vengar del ciego, aprovechó que un día lluvioso tenían que atravesar un pequeño arroyo, y ante las prisas y la lluvia, el ciego creyó a Lazarillo cuando éste le hizo creer que conocía un lugar para pasar el arroyo fácilmente con un pequeño salto.
Lazarillo se vengó del ciego, no advirtiéndole que al otro lado del arroyo había un gran poste y así, el ciego al saltar, se chocó contra él.

sábado, 18 de abril de 2015

Lazarillo de Tormes (Ficha de personaje)



FICHA DE PERSONAJE
Nombre completo: Lázaro González Pérez

image001.png
Apodo: Lázaro de Tormes            
Edad: empieza a narrar su vida con 8 años               
Sexo: masculino
Lugar de nacimiento: Río Tormes               
Residencia: Tejares, Salamanca
Fecha en la que vive:  SXVI                        
Clase social: pobre
Profesión: ninguna (pícaro)
Características:
¿Temerario? Sí              ¿Cauteloso? No    
¿Inocente? Sí                 ¿Introvertido? No   
¿Extrovertido? Sí          ¿Dominante? Sí      
¿Obediente?   No          ¿Moralista? No   
¿Sumiso? No                 ¿Travieso?  Sí        
¿Astuto?  Sí                   ¿Ingenioso?

Otras características: constante, terco, amoral, desobediente, libertino...
Datos familiares:
Nombre de la madre: Antona Pérez
Nombre del padre: Tomé González
Profesión del padre: Arriero
Profesión de la madre: Ama de casa
¿Hermanos? Uno
Otros datos:
Aspecto: harapiento, poco agraciado, sumamente delgado debido a los maltratos y a la falta de alimento, con cicatrices por su cuerpo...

miércoles, 15 de abril de 2015

Las características de una novela picaresca

- Narrador en primera persona -> novela autobiográfica.
- Relato lineal.
- Forma epistolar (en forma de carta) -> destinatario (Vuestra Merced). 
- Protagonista = pícaro -> antihéroe. 
- Doble temporalidad: ahora/ antes.
- Uso de la ironía.
- El pícaro realiza un aprendizaje a través de la experiencia.
- Se insertan diversos episodios. La novela tiene una estructura abierta.
- Carácter moralizante.
- Uso de refranes, frases proverbiales...
- Lázaro hace reflexiones acerca de lo que vive.

lunes, 13 de abril de 2015

Del pícaro del siglo XVI al actual

Para comenzar, me gustaría señalar una diferencia bastante evidente, como sería la de su posición económica. Los pícaros del siglo XVI se caracterizaban por no destacar económicamente, y los actuales, por el contrario, tendrían una buena posición económica.

En definitiva, los del siglo XVI se movían por necesidad, ya que no tenían trabajo, dando lugar a diversos delitos, que en muchas ocasiones como es normal, tendrían sus consecuencias.
Y los de ahora, lo harían básicamente por avaricia, actitud muy común en personas con una buena posición social, ya que al estar rodeados por tantas riquezas, nunca les parece suficiente, desean cada vez más y más.
 
Siguiendo los argumentos expuestos en los párrafos anteriores y si analizáramos la frase tan hecha de "el fin justifica los medios", podríamos concluir, que para los pícaros de ambas épocas, los medios son los mismos o parecidos, es decir, el engaño, la estafa, el fraude... pero sin embargo, los fines son distintos, unos tienen unos fines de cubrir sus necesidades básicas para vivir, como serían la alimentación, la indumentaria, el cobijo... y otros en cambio, sus fines son el lujo, la opulencia, la apariencia... nada que ver con unas necesidades básicas para subsistir.
 
Finalmente, me gustaría mencionar un claro ejemplo de pícaro del siglo XXI, Iñaki Urdangarin. Es una persona con una gran posición social, alto poder adquisitivo y sin embargo, se ha prestado a utilizar el engaño en forma de fraude o malversación de fondos, para tener más y más, es decir, simple avaricia, sin importarle si su comportamiento afectaba a su propia familia, incluso perjudicando a figuras del estado, como la Casa Real, así como las consecuencias penales y civiles que se pueden derivar de su comportamiento.
También podríamos mencionar un pícaro del siglo XVI, El Lazarillo de Tormes, que a modo de ejemplo podemos narrar una de sus picarescas, su relación con un clérigo:
 
El Clérigo
Segundo amo de Lázaro. Este representa el tema de la corrupción del clero, ya que este es avaro e inescrupuloso. El guardaba el pan de la misa en un arca para comérselo él sólo. Es inescrupuloso porque el ofrece a Lázaro comida que supuestamente había sido pulverizada por ratones. La avaricia del clérigo lo enciega de la realidad, razón por la cuál él piensa que habían ratones en su casa comiéndole el pan.